sábado, 22 de octubre de 2011

Amanecer

Despertar enamorado de la vida
con la alegría permanente
disfrutar lo que soy lo que hago
lo que tengo lo que veo lo que
percibo.Disfrutar a la gente
a cada ser tanto como a mi mismo.
Soltar las amarras y saltar los limites
paladear lo inmediato lo simple
lo extraordinario sin distinción.
Ir en el aquí integrando
esto que me esta pasando
lo insólito con lo cotidiano
Llegar a casa y andar
descalzo desnudo reconfigurado
el mismo trazo que no es igual
aunque parezca calcado.
Comprobar lleno de asombro
que algo indescriptible
me está,nos está perfeccionando.
Y amar crear gozar...
Dormir y al día siguiente
saborear otro nuevo despertar

3 comentarios:

  1. Despertar un nuevo día, es un regalo que hay que agradecer, y debemos saborear cada instante.

    Me encanta tu blog.

    Un beso.

    ResponderEliminar